Taylor Swift, al igual que la gran mayoría de los artistas actuales, no es propietaria de las grabaciones antiguos álbumes. Contrario a lo que muchos piensan, al momento en que un artista firma con una disquera, de cierta forma, también está firmando el derecho a que la misma sea la dueña de toda su música, un tema un poco sensible para varios artistas. Es por esto, que en la actualidad, como un último recurso, la estrella del pop planea continuar regrabando sus discos los cuales habían sido grabados junto a la discográfica Big Machine Récords, a la cual Taylor pertenecía hasta hace algunos años atrás.

Ahora bien, para poder entender un poco mejor esta situación, es necesario hablar del porqué realmente la estrella del pop necesita regrabar. Todo comienza cuando una Taylor adolescente decide firmar con Big Machine, discográfica con la que publica sus seis primeros discos, cediendo sus derechos de autor de sus grabaciones maestras, ya que es importante resaltar que, a diferencia de otros artistas, Swift es quien escribe y compone todas sus canciones.

Hace tan solo unos años atrás, Taylor se vería devastada con la noticia de que dicha discográfica había vendido su producción y junto con ella, la música de Swift a Scooter Braun, más conocido por ser el manager de artistas famosos como Justin Bieber y Ariana Grande. Sin embargo, todo empeoraría ya que muchos medios han confirmado la rivalidad entre la estrella del pop y Braun ya que durante muchos años, este la había acosado y manipulado. Además, a esto se sumó que Taylor ha confirmado en varias ocasiones que ella tenía la intención de comprar la totalidad de sus masters, sin embargo, Scott Brocheta, director de Big Machine Records, se lo había negado en más de una ocasión.

Todo esto, hizo que Swift se siente engañada ya que ella siempre ha mencionado que cree que los artistas deberían conservar todos los derechos de sus grabaciones. Sin embargo, a pesar de toda esta controversia, muchos expertos afirmaban que la mayoría de los contratos musicales estándar tienen una cláusula que impide a un artista volver a grabar sus propias canciones durante un periodo de tiempo determinado, para buena noticia de los fans, este tiempo ya ha terminado, y al ser Taylor la autora intelectual de las letras y la música, tiene la posibilidad de regrabar sus discos sin ningún peso legal.

¿Cómo regrabar canciones que ahora son propiedad de otra persona?

Como hemos mencionado antes, toda la situación cambia cuando hablamos de Taylor Swift. Esto gracias a que hay dos derechos de autor diferentes, uno es el de la composición de la canción que más que todo se refiere al arreglo musical y la letra, y por otro lado el de la grabación en sí. Gracias a que Taylor escribe sus propias canciones, puede hacerlo sin muchos problemas, sin embargo, si fuera otra persona la que escribiera sus canciones, habría que pasar por un proceso diferente y es muy probable que ella no tendría esta oportunidad.

Dado que este no es el caso, Taylor tiene la posibilidad de regrabar sus canciones, así como ya lo ha hecho con dos álbumes y cómo esperamos que haga con el resto de sus discos. A pesar de que estos funcionarán como «versiones» de su propia música, por primera vez la artista podrá tener total derecho de estos discos, algo que sin duda alguna, es demasiado importante para cualquier artista que se ha tomado el tiempo de escribir y trabajar su propia música desde su adolescencia.

¿Es bueno tener dos álbumes iguales?

Muchas personas han hablado de que podría ser un fracaso tener dos álbumes iguales, o que simplemente los fans escucharían el álbum antiguo y que para Taylor, podría ser una pérdida de dinero regrabar su discografía, sin embargo, la realidad ha mostrado que en el caso de la artista, ella tiene todas las de ganar. Sin ir lejos, en noviembre del 2021, Taylor sacaba a la luz el disco “Red Taylor’s Version” el cual si bien fue un disco que inicialmente salió en el 2012, logró cautivar la atención de todos los fans quienes incluso colgaron plataformas streaming. Además, muchas canciones de este disco lograron mantenerse dentro de las listas de Billboard durante semanas.

Todo esto se debe a que para muchas fans de Swift, el escuchar los discos antiguos, representa de cierta forma, seguir contribuyendo a que aquellos quienes le jugaron en contra y compraron su discografía sigan generando ganancias. Por lo que muchos han dicho que apenas salgan los nuevos discos, la antigua discografía quedará en el olvido. Si bien los masters originales de las canciones de Swift no desaparecerían por el hecho de que ella grabe nuevas versiones, si es demasiado probable que la mayoría de los fans dejen de reproducirla, lo que al final se traducirá en una pérdida de dinero para quienes hayan comprado sus masters. Además, otro punto a favor de Taylor es que con estas regrabaciones, su equipo podrá ejercer todo el control sobre las mismas, lo cual quiere decir que tendrá la posibilidad de prestarlas para shows, para películas, etc. Todo esto, siendo ganancias de la propia Taylor, y ya no así de su antigua disquera. Es por todo esto, que si bien ha sido un proceso difícil para la artista, al final del día también ha resultado ser una forma de poder ser la única dueña de su trabajo.

Última modificación: noviembre 14, 2022

Autor

Comentarios

Escribe una respuesta o comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.